Obras

Qué obras se pueden llevar a cabo en un edificio existente?

En principio no se puede establecer ningún límite a las obras que se puedan llevar a cabo en un edificio existente, pero sí que en cualquier caso (salvo en algunas excepciones), será obligatorio pedir un permiso de obras al ayuntamiento o administración competente, el cual será el encargado o no de otorgar la licencia o comunicado de obras en función del cumplimento de la normativa urbanística.

En general, las obras se puden clasificar en obra mayor y obra menor. La diferencia entre una y la otra la establece cada administración competente para su ámbito, pero a grandes rasgos podemos definirlas de la seguiente manera:

  • Obra menor: Aquellas obras de técnica sencilla, poca entidad y presupuesto bajo, y que no comporten alteración del volumen de la edificación, de los usos principales, de las instalaciones, de los elementos de uso común o del número de entidades, viviendas o locales, del edificio. También suele haber algún tipo de limitación en obras menores respecto a obras que afecten a la estructura del edificio o la configuración general de fachadas y elementos comunes.
  • Obra mayor: Cualquier tipo de obra que comporte un augmento del volumen, un canvio de uso total o parcial de un edificio, un augmento del número de entidades o aquellas que, en general, afecten a la habitabilidad o estabilidad del edificio (obras en cimientos o actuaciones generales en la estructura). Las obras en edificios protegidos también se suelen considerar obra mayor.
    Entonces, para saber qué obras se pueden realizar y cuales són las condiciones para llevarlas a cabo, lo mejor es que consulte con un arquitecto, aparejador o qualquier otro técnico competente para que analize su caso concreto.

Qué gastos se deben tener en cuenta?

En el momento de realizar obras en un inmueble lo más importante es tener una idea de los gastos. De ello dependrà en buena parte el resultado final de la obra. Para comenzar, es necesario fijar un presuposto general, el cual deberá contemplar diversos conceptos:

  • Presupuesto de ejecución de la obra: Cantidad destinada a pagar el material y la mano de obra. Se aconseja que antes de empezar la obra se tenga este presupue sto cerrado y lo más especificado posible. También es aconsejable signar un contrato de obras.
  • Honorarios del proyecto y dirección de obra: Honorarios del técnico que se harà responsable del diseño y/o de la ejecución. Suele ser un porcentaje del presupuesto de ejecución.
  • Tasas e impuestos: Cantidad a pagar a la administración para obtener los permisos de obra correspondientes.